Imagen ilustrativa.

Muchas personas no aportan lo mínimo que se les solicita y continúan con encuentros sociales los cuales no están permitidos a raíz de la emergencia sanitaria.

Y este fin de semana la Subsecretaría de Fiscalización del Municipio procedió al desalojo de tres reuniones en domicilios particulares, ubicados en Panamá al 700, primera cuadra de avenida Colón y Balboa al 1600.

Además, en las últimas horas del viernes por incumplimiento de protocolos se clausuraron y desalojaron dos locales: Alem 1054 (aforo superior al 30%) y avenida Cabrera 4400 (faltas de seguridad e higiene y horarios no permitidos). Cabe destacar que en estos casos los protocolos regían hasta el día de ayer, las normativas actuales prohíben la apertura.

El personal de fiscalización contó con colaboración de efectivos policiales.