Sin la presencia de vecinos e instituciones, por las razones de público conocimiento, el Municipio realizó en el Jardín de las Américas del parque de Mayo el acto oficial por el 210º aniversario de la Revolución de 1810.

En su discurso el intendente Héctor Gay sostuvo que este 25 de mayo no es uno más.

“La pandemia mundial y su incierto desenlace nos ha obligado a modificar nuestras acciones, nuestros hábitos y hasta nuestros objetivos en algunos casos, al menos en el corto y mediano plazo, lo que de ninguna manera significa dejar de mirar lo que representa aquella gesta de hace mas de dos siglos”.

Agregó que “la principal lección que perdura a través del tiempo es que cuando trabajamos unidos podemos lograr lo que nos proponemos”.

“Ese espíritu de unión vive en nosotros, y va a continuar en nuestros hijos y en la historia que nos va a sobrevenir. Y ese concepto hay que mantenerlo vivo en este tiempo difícil que nos toca protagonizar”, aseveró.

Consideró también que “hoy no tenemos enemigos externos, pero sí muchos problemas para resolver y es muy posible que esta pandemia los agudice, como la pobreza y la desigualdad social, y este será el gran desafío”.

“No habrá espacio para rivalidades o competencias desubicadas. Podemos discutir nuestras ideas y defender nuestras opiniones pero el camino que se extiende delante nuestro tiene que encontrarnos juntos”.

“Vienen tiempos difíciles, pero las divisiones, desigualdades e injusticias que anidan en nuestra sociedad requieren para su erradicación de un nivel de consenso que solo es posible a través del diálogo, la tolerancia y la solidaridad”, concluyó.

Formaron parte de la ceremonia referentes de distintos ámbitos: Gisela Ghigliani en representación del Concejo Deliberante; el segundo comandante Etchebest de la X Brigada Mecanizada; por el Comando de Adiestramiento y Alistamiento el capitán de Navío Tarapow; Alejandro Meringer por Veteranos de la Guerra de Malvinas; funcionarios municipales y la médica Marlene Bustelo, quien fue invitada a participar en reconocimiento a todos los profesionales de la salud que asumen diariamente su tarea con vocación y compromiso.

Cabe agregar que en la plaza principal de General Cerri se hizó el Pabellón Nacional para rememorar la gesta de aquel 25 de Mayo de 1810.