En la semana se confirmó en nuestra localidad un caso positivo de triquinosis, enfermedad zoonótica producida por un parásito, asociada al consumo de carne de cerdo o jabalí y sus derivados.

Cabe aclarar que estado de salud de la persona afectada es bueno. No obstante la Dirección de Zoonosis del Municipio brindó las siguientes medidas de prevención para aquel que ingiera este tipo de alimento:

*Consumir la carne y embutidos (chorizos, salchichas parrilleras) bien cocidos.
*Cocinar hasta que desaparezca el color rosado.
*La cocción en microondas y el congelamiento no eliminan el riesgo.
*La carne contaminada con el parásito no varia su aspecto.
*La salazón y el ahumado tampoco eliminan las larvas del parásito.
*No consumir productos de origen porcino o de animales de caza (chacinados y salazones, bondiolas, salamines, jamones, chorizos, etc.) de origen desconocido o de dudosa procedencia, sin rótulo.
*Compraren comercios habilitados y verificar en la etiqueta que hayan sido elaborados por empresas autorizadas por el SENASA, u otros organismos provinciales o municipales.

Recomendaciones para los productores:

*Mantener la higiene del criadero.
*No alimentar los animales con basura o restos de comida.
*Combatir efectiva y constantemente la presencia de roedores.
*Si realiza faena domiciliaria para autoconsumo, debe analizar en un laboratorio una muestra de carne antes de consumirla, por el método de Digestión Artificial, en laboratorios habilitados.
*Este método es sencillo y rápido. Sólo se requiere que remita una un pequeña muestra, preferentemente de entraña.
*Para un listado de laboratorios habilitados comunicarse al laboratorio regional del SENASA, Donado 1020, Bahía Blanca. Teléfono 456-2149.

En caso de fiebre, dolores musculares, diarrea, vómitos, hinchazón de párpados, fotofobia, o decaimiento similar a la gripe, luego de consumir carne de cerdo, jabalí, o subproductos derivados de los mismos, se deberá pedir asistencia al centro de salud más cercano.