Debido a la falta de calefacción, las autoridades de la Escuela 10 determinaron la suspensión de clases desde este miércoles y hasta el viernes próximo.

Según indicaron, las bajas temperaturas imposibilitan el normal desarrollo de las actividades en el establecimiento y son varias las docentes que resultaron afectadas en su salud.

“Por este motivo nos vemos en la obligación de pedir firmemente la culminación de las obras de gas que se están realizando en el colegio desde septiembre de 2018”, expresó la directora Patricia Conti junto con miembros de la asociación cooperadora y padres.

Maestras y alumnos están pasando mucho frío; realmente es inhumano trabajar y estudiar en esas condiciones en esta escuela que además recibe a niños con discapacidad”, manifestaron a través de un comunicado.

“Por todos estos motivos consideramos necesario agilizar los trabajos y las inspecciones para que nuestra institución pueda contar con el suministro de gas porque no se puede seguir en estas condiciones”.