Autoridades municipales y sanitarias del distrito brindaron esta mañana sus puntos de vista sobre la emergencia sanitaria en el distrito de Bahía Blanca.

Analizaron la situación el secretario de Salud, Pablo Acrogliano; el director del Hospital Municipal, Gustavo Carestía; y el titular de la Asociación Médica de Bahía Blanca, Carlos Deguer.

Acrogliano aseveró que el sistema de salud local está estresado debido al cansancio del personal y relajamiento de la población.

Además cuestionó la actitud de aquellos vecinos que no llevan adelante las recomendaciones y medidas establecidas en este período de emergencia e insistió en que la comunidad utilice protección facial y cumpla con los hábitos de higiene.

“Todos somos positivos de Covid hasta que se demuestre lo contrario”, aseveró el secretario comunal.

Carestía en tanto señaló que el 50 por ciento de los profesionales que hoy se encuentra en aislamiento es positivo de Covid.

Y agregó: “Estamos en una situación muy compleja. Es algo que sucede en todos los hospitales y lo tenemos que tener en claro, todos, para cuidarnos como al principio de la pandemia”.

Finalmente Deguer auguró por una medida de restricción focalizada a fin de optimizar la salud de la comunidad porque entiende que el Coronavirus, si bien es letal en los adultos mayores, también pueda afectar severamente a la gente joven.