A las 11.30 se pudo escuchar en la localidad la sirena del Cuartel de los Bomberos Voluntarios.

Este toque que duró un minuto fue propuesto por el Consejo Nacional de Bomberos para que cada servidor público esté donde esté acompañe y honre a Ariel Gastón Vázquez y Maximiliano Firma Paz, quienes perdieron la vida el último martes en cumplimiento del deber.

Estos dos bomberos fallecieron en el siniestro ocurrido en el barrio porteño de Villa Crespo.

Con el toque de sirena los bomberos cerrenses se sumaron a la muestras de dolor y respeto expresadas en todo el país.