Desde el 3 de agosto estará operativa la Unidad de Ordenamiento del Espacio Urbano que tendrá la responsabilidad de controlar el sistema de aparcamiento de Bahía Blanca así como la gestión y administración de ferias de la ciudad y las políticas de concientización de seguridad vial.

Los objetivos de este nuevo cuerpo fueron precisados por Tomás Marisco, titular de la secretaria de Movilidad Urbana y Espacios Públicos, quien indicó que la Bahía Blanca cuenta actualmente con 353 cuadras fiscalizables.

El funcionario dijo que “esta labor implica un control estricto sobre el sistema de estacionamiento medido y pago. Más allá de elaborar una eventual infracción por el no registro del pago del sistema, pretendemos trabajar con los vecinos a fin de corregir fallas e infracciones y brindar colaboración y asistencia a otras fuerzas municipales”.

La unidad estará integrada por 33 inspectores e inspectoras provenientes del sistema de transporte local.

Junto a Tomás Marisco, estuvieron Martín Moyano, director de la unidad, yFederico Harfield, gerente de Bahía Transporte Sapem.