El próximo domingo reiniciarán las actividades en el aeropuerto local con el servicio entre Bahía Blanca y Buenos Aires.

El responsable de la terminal aérea, Carlos Millán, ofreció esta mañana un detalle de los protocolos que se aplicarán y presentó las readaptaciones realizadas a las instalaciones, como delimitación de distancia y estaciones sanitizantes, para cumplir con las medidas de prevención.

Adelantó junto al secretario de Gobierno , Adrian Jouglard, y el de Movilidad Urbana y Espacios Públicos, Tomás Marisco, que para noviembre se estima la programación de unos 25 vuelos. 

En cumplimiento de los protocolos, el acceso al aeropuerto sólo está permitido para pasajeros/as y personal aeroportuario.

El uso de tapabocas será obligatorio -tanto en los aeropuertos de origen y destino como en la aeronave-, y se deberá contar con el Certificado Único de Circulación (disponible en la aplicación móvil CuidAR).

Como la circulación del virus es comunitaria, no se realizarán controles a quienes arriben, pero sí se efectuarán en su aeropuerto de origen, lo que implica embarcar sin tener sintomatología presente. 

Las autoridades recomendaron viajar con el menor equipaje posible y presentar la tarjeta de embarque impresa.