Autoridades municipales recorrieron la Unidad de Cuidados Mínimos Ambulatorios (UCMA) ubicada en un área del club Liniers en el marco de esta emergencia sanitaria.

El lugar, cedido por la institución, cuenta con 26 camas para un eventual ingreso de pacientes.

La UCMA fue supervisada por el intendente Héctor Gay y el secretario comunal de Salud Pablo Acrogliano, quien explicó que cada cama cuenta con su provisión de blancos, frazada, elemento de protección y de higiene.

“El lugar es lo que comúnmente se llama área roja, porque solamente está ocupada por pacientes. Un área previa, llamada amarilla, es donde se ubica el personal administrativo y enfermería, donde los proveedores dejan las viandas y se procesa todo lo que tiene que ver con lavadero y gestión de residuos”, expresó el médico.

El funcionario aseveró que se incorporarán 50 camas más en Inmaculada y agregó que “en total ya son 10 las disponibles en el Hospital Militar; 50 en el centro de jubilados y pensionados Cono Sur; 60 en Dow Center y medio centenar más en el Seminario”.

Cabe aclarar que estas unidades están destinadas al alojamiento de pacientes positivos leves (asintomáticos y sin factores de riesgo) y para contactos estrechos o sospechosos de Covid19 que no pueden cumplir el aislamiento en su domicilio por condiciones habitacionales precarias o por encontrarse en situación de vulnerabilidad.