Una vecina de calle Larrea al 300 mostró su indignación por los importantes daños que sufrió su vehículo.

De acuerdo a sus dichos, el hecho sucedió alrededor de la hora 5 de este domingo cuando alguien colisionó el rodado de su propiedad que estaba estacionado frente a su domicilio.

Si bien esta vecina radicó la pertinente denuncia y continuará con diligencias en la Comuna, desea que aquella persona que ocasionó el hecho asuma su responsabilidad debido al alto costo que implica la reparación del auto.