A pocos metros del destacamento local, una pareja sufrió la rotura del vidrio de una puerta en las primeras horas de este último sábado.

Según el relato del vecino, este destrozo fue producido al menos por un par de personas que intentaron ingresar a la finca con fines delictivos.

“Los ruidos alertaron a mi pareja, quien inmediatamente se comunicó con la subcomisaría cerrense. Al comentar lo que estaba sucediendo, solicitó al menos la presencia de un móvil y efectivos para verificar al situación”, precisó quien denunció el episodio.

“No obtuvimos la respuesta que esperábamos. Nadie se acercó y estos sujetos permanecieron en inmediaciones de nuestra casa.”, agregó.

Finalmente, siempre conforme a su expresión, los desconocidos huyeron del lugar cuando se encendieron las luces externas luego de que rompieran un vidrio.

“Una vez ocurrido esto, nos volvimos a comunicar con el destacamento y ni siquiera fuimos atendidos; pareció que molestábamos con el pedido”, describió.

“Lamentablemente no es el primer caso por este sector. Nos sentimos desprotegidos, vigilados por quienes intentan apropiarse de nuestro esfuerzo”, concluyó.

Aclaramos que esta persona no brindó sus datos filiatorios para no preocupar a su familia y que queda abierto el derecho a réplica.