El lunes el presidente Alberto Fernández indicó que a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) el Estado dispuso la intervención del Grupo Vicentín.

Esta empresa cerealera, que obtuvo en su momento un apoyo crediticio del Banco Nación por un monto de 18 mil millones de pesos, entró en cesación de pagos y en febrero inició el concurso de acreedores, con una deuda de 1.350 millones de dólares.

Hasta allí, los datos esenciales que manejan y expresan los medios. En cuanto al análisis de esta situación compartimos los editoriales de los periodistas Alejandro Bercovich y Tato Young.