La comunidad educativa del Jardín de Infantes y de la Escuela Rural de Villarino Viejo (JIRIMM 11) denunció el robo de elementos y destrozos en los establecimientos.

Según lo señalado, se constató la sustracción de una tablet utilizada para actividades pedagógicas y un parlante que había sido adquirido por el Club de Madres del Jardín.

Asimismo docentes y padres encontraron diversas publicaciones (libros y revistas) tiradas en el piso de la institución primaria.