La diferencia que estableció en el marcador habla de la personalidad que demostró Sansinena en la primera final del Maxi Masculino.

El de Cerri se impuso por 2 a 0 ante Esporianos con parciales 25-11 y 25-17.

En el primer set el Rojo plasmó en el rectángulo un buen juego con mucha eficacia en el ataque.

Además sendos bloqueos de De la Canal y Castro desmoronaron las aspiraciones del rival, que se fue resquebrajando poco a poco.

En el segundo, continuaron los descuidos defensivos de la visita, los cuales fueron capitalizados al máximo con remates e inteligentes toques después del primer pase.

Sansinena intentará sellar la llave este miércoles desde las 21.15 en Villa Mitre.