Un conductor, a quien el test pertinente le arrojó 1,66 gramos de alcohol en sangre, perdió el control de su vehículo, chocó un auto estacionado y terminó volcando en la intersección de Rivadavia y Remedios de Escalada.

El siniestro ocurrió alrededor de las 8. Personal de la Guardia Urbana procedió al secuestro del rodado, propiedad de un hombre de 47 años, a quien además se le retuvo el carnet de conducir.